Ingredientes
:
1 Paquete de 18 hojas de lasaña precocinada
300 gr carne picada de vacuno
4 cucharadas soperas de aceite
1/2 pimiento rojo y 1/2 pimiento verde
1 calabacín
1/2 cebolla
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
1 cucharadita de sal
pimienta negra en grano
4-5 Granos de cilantro
1 lata (400 gr) de tomates enteros pelados
Queso parmesano rallado
Para la bechamel: (Apta para celiacos al no llevar harina)
2 sobres (8 gramos) agar-agar Pronagar®
30 g. de mantequilla (también podemos hacer mitad mantequilla, mitad aceite)
1/2 litro de leche
Nuez moscada
Pimienta
Sal

Elaboración:
Colocar las láminas de pasta pre-cocinadas en una fuente con agua caliente durante aproximadamente unos 20 minutos. Mientras, poner a calentar el aceite en una sartén y echar la carne picada para que se dore a fuego medio. Picar la cebolla, el ajo y los pimientos, e incorporar a la carne. Sazonar con sal y pimienta. Bajar el fuego y sofreír hasta que la cebolla quede traslucida. Mientras, cortar el calabacín en daditos y escurrir el tomate, reservando el jugo. Incorporar el tomate picado, los granos de cilantro y el calabacín. Dejar cocer unos 15 minutos, añadiendo poco a poco el resto del jugo de tomate y dejando que la salsa se concentre un poco.
Para preparar la bechamel: calentar la leche, y cuando empiece a hervir, añadir Pronagar® en forma de lluvia. Remover bien para que no se formen grumos. En otro cazo, calentar la mantequilla. Una vez fundida, incorpora la leche con Pronagar ® y dejar hervir 8 minutos a fuego lento, sin dejar de remover. Salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada (mejor recién molida). Precalentar el horno a 200º para que esté caliente cuando metamos la fuente refractaria. Escurrir la pasta y engrasar un molde refractario para lasaña con aceite. Poner unas cucharadas de la salsa de tomate en el fondo de la fuente, a continuación colocar la primera capa de laminas de pasta y encima unas cucharadas de bechamel. Siguiendo este orden vamos montando la lasaña, poniendo tantas como la fuente nos permita, Siendo la última capa de bechamel. Por encima, espolvorear con queso parmesano.
Meter en el horno durante 10 minutos y listo para comer.