Para aquellos que tenéis intolerancia al gluten, el agar es un ingrediente más a añadir a vuestra dieta, ya que se extrae de las algas a través de métodos tradicionales donde no se emplea ningún derivado del gluten, y el producto final es sólo algas, sin ningún añadido. Lo podéis utilizar en cocina como espesante y gelificante en todo tipo de preparaciones, sin aportar ningún sabor ni olor: gelatinas, mermeladas, jaleas, compotas, tartas, salsas, purés, sopas… En este blog sin gluten http://celiacos.blogspot.com podréis leer más sobre la experiencia de una celiaca con el agar-agar, y descubrir algunas de sus recetas.