Los profesionales de la Medicina recomiendan como medida saludable acciones tan naturales como la ingesta de agua abundante, bien de forma directa o a través de los alimentos. Las personas mayores generalmente no beben suficientes líquidos, principalmente por pérdida de la sensación de sed, la disminución de la movilidad, la demencia e incluso la incontinencia, ya que en personas que la padecen se ha comprobado que como mecanismo de defensa, para evitar la posible pérdida de orina, dejan de beber.

Los principales efectos del organismo por la falta de líquidos son la deshidratación, trastornos cardiovasculares, alteraciones del tubo digestivo (estreñimiento), endurecimiento de los huesos, mayor fragilidad capilar de la piel y posibles alteraciones renales. Además, el hígado puede llegar a no producir una adecuada cantidad de sales biliares y la falta de líquido también podría afectar al lado psíquico del celebro.

Por lo tanto, es importante que vigilemos que las personas mayores ingieran líquidos a lo largo del día, especialmente ahora que viene el verano. Para esto, preparar gelatinas de agar-agar se presenta como una alternativa muy aconsejable. Al cocinar el agar en forma de gel, conseguimos solidificar el líquido, proporcionando una textura muy suave que no supone ninguna dificultad de masticación ni deglución para las personas mayores. Recordamos que Pronagar contiene además un 85% de fibra soluble, que nos ayuda a regular el tránsito intestinal y a evitar el estreñimiento, también muy típico en personas ancianas.